El control de acceso biométricos se está posicionando cada vez con más fuerza como uno de los principales métodos de identificación aplicada al control de accesos, ¿quieres saber por qué? Te mencionamos algunas de sus principales ventajas:

Son sistemas altamente fiables. El control de acceso biométrico es uno de los sistemas más fiable de reconocimiento ya que se basa en cualidades biológicas únicas de cada persona.

El identificador es personal, único, no se puede perder o robar. El acceso biométrico tiene en cuenta los rasgos únicos de cada persona. Siguiendo con el ejemplo de la voz, el sistema genera una huella vocal propia y única de cada hablante.

Con un bajo coste de mantenimiento. Una vez que se realiza la instalación, una de las ventajas del control de acceso biométrico es que tiene un coste de mantenimiento muy inferior comparado al de otros sistemas de identificación ya que no necesita llaves, tarjetas u otros dispositivos.

El usuario está familiarizado con el uso de la voz ante sistemas. Desde hace varios años es posible hablar a los dispositivos móviles, los coches nuevos incorporan sistemas de comandos por voz y las smart TV y otras tecnologías domésticas también son capaces de recibir mensajes hablados.